DISPLASIA EPITELIAL

La displasia epitelial suele ser cuando existen lesiones precursoras del tracto digestivo superior tiene que tratarse a tiempo, debido a que este tipo de enfermedad tiene una mayor probabilidad de progresión a carcinoma de células escamosas.

En la cavidad oral, las lesiones más comunes que llegan al grado de ser potencialmente malignas son la leucoplasia y la eritroplasia, pero también es evidente que tanto como el 50% de los carcinomas orales de células escamosas surgen de mucosa aparentemente normal o simplemente fuera de peligro ante un análisis de rutina.

El diagnostico siempre suele ser pro una lesión individual y comúnmente es difícil de determinar. El diagnóstico y la clasificación de la displasia epitelial oral se basan en una combinación de análisis citológicos.

Todas las características pueden variar con muestras de tejido individuales, y el grado en que se clasifica la displasia puede variar con diferentes entes patológicos viendo la misma muestra de tejido.

Si el tejido no se trata quirúrgicamente o con cirugía láser, el carcinoma de células escamosas de carcinoma in situ o franco probablemente avance. Después del tratamiento se debe guardar reposo y cuidado absoluto cualquier mal habito de vida, como el alcohol o el tabaco pueden conducir a la progresión de la displasia con consecuencias nefastas en la persona que lo padece.